El general director de Carabineros, Bruno Villalobos, reaccionó ante algunas denuncias donde se cuestionan los procedimientos empleados por funcionarios de la policía uniformada.

Durante los últimos días, se dio a conocer una querella presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, en la que se acusa a efectivos de carabineros, de torturar a ocho detenidos mapuches en el sur del país. Asimismo, la prensa ha recogido los cuestionamientos relativos al presunto uso inadecuado de la fuerza por parte de carabineros, en el marco de la marcha contra los femicidios, desarrollada el pasado 11 de marzo en la ciudad de Santiago.

Villalobos fue tajante en señalar que “se trata de procedimientos policiales normales, los cuales, de acuerdo a los antecedentes que tenemos, se han ajustado absolutamente a derecho”.

Sobre la querella del INDH, el general director de carabineros señaló que “sorprendimos a un grupo de 15 personas robando madera, armados y con vehículos con sus patentes adulteradas, una de las cuales había sido previamente robada. Intentaron huir, amenazando con el armamento al personal policial, logrando detener a 8 de ellos por estos diferentes delitos, verificando que alguno además tenía antecedentes penales. Luego, en la audiencia de control de detención, los detenidos señalaron haber sido golpeados, antecedente que fue remitido por el Juez al INDH, dándose origen a la querella contra carabineros”.

Frente a la denuncia de uso excesivo de la fuerza por parte de carabineros en la marcha contra el femicidio, Villalobos indicó que “una cosa es condenar los femicidios, asunto que obviamente compartimos, y otra muy diferente es interrumpir el tránsito, sin autorización, no atender la solicitud de carabineros de reestablecer voluntariamente el Orden Público y esto sumado a la sustracción de una gorra que portaba el personal que actuaba en el lugar”.

Ante esas imputaciones, Villalobos indicó que “las denuncias responsables y serias, no solo serán investigadas, sino que, de comprobarse su veracidad, no les quepa duda, actuaremos con fuerza y rigor”.

“La violación a los derechos humanos no es parte del trabajo de carabineros. No la aceptamos y no tiene cabida en nuestros procedimientos. Quiero ser claro: los carabineros que están trabajando a lo largo del país, realizan un sacrificio permanente por Chile y tienen todo el apoyo de este General Director, siempre que dicha labor, se realice con apego estricto a las leyes y a nuestra doctrina institucional”, recalcó Villalobos.

“Con la misma claridad les digo a quienes utilizan la violencia, cometen delitos o buscan amedrentarnos, como aquellos encapuchados que atacaron cobardemente con palos, piedras y escopetas a los carabineros en la provincia de Arauco, que no les tenemos miedo. Que lo sepan los delincuentes: en cualquier lugar del país se encontrarán con la labor rigurosa y firme de Carabineros de Chile, como frontera entre ellos y los ciudadanos”, añadió el jefe policial.

Por último, Villalobos indicó que “no tenemos nada que esconder porque somos ciudadanos que hemos decidido vestir el uniforme de Carabineros para defender y proteger a nuestros compatriotas”.

PUB/VJ