La noche de este lunes, la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la llamada "ley corta" ingresada por el Ejecutivo durante la jornada, con la cual busca asegurar gratuidad a los estudiantes de la educación superior el año 2016.

Esta figura legal es la solución planteada por el Gobierno tras el fallo del Tribunal Constitucional luego que un grupo de parlamentarios de oposición presentaran un recurso ante esta instancia.

Tras la votación, quién analizó el resultado de la votación favorable fue la titular de Educación, Adriana Delpiano: "Esperamos poder sacar ojalá antes del miércoles una ley que permita garantizar la gratuidad para un número importante de familias de Chile".

"Quisiera destacar el acuerdo de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, que refleja la capacidad de ponerse de acuerdo, una generosidad para ceder en posturas de lado y lado", complementó la secretaria de Estado.

Por su parte, la diputada (PC) y miembro de la comisión de Educación, Camila Vallejo, aseguró que "esto no fue un acuerdo, fue poner la pistola en la cabeza por parte de la derecha. Se pierde lamentablemente por el lado de los estudiantes de los institutos profesionales y los CFT".

A pesar de las palabras del oficialismo, la diputada DC Yasna Provoste no ocultó su molestia por la forma en que se llevó este procedimiento, asegurando que  "hoy en día esto es un retroceso", tomando en cuenta que  "antes que la derecha concurriera al TC, 50 mil estudiantes que asistían a centros de formación técnica iban a tener gratuidad y hoy solo cuatro mil van" llegarían a usar este beneficio.

Se espera que este martes el proyecto sea visto en sala para lograr su aprobación por el Senado, de acuerdo al cronograma del Ejecutivo, el miércoles.

PUB/VJ