El fallo del Tribunal Constitucional fue adverso para las pretensiones del Gobierno de entregar gratuidad a través de una glosa presupuestaria. Por lo mismo, desde La Moneda trabajan a toda máquina para encontrar una rápida solución para el 2016 pues queda menos de un mes para que se entreguen los resultados de la PSU y se inicie el proceso de postulación a las universidades. Así, entre las fórmulas analizadas por el ejecutivo se encuentra una que deja varios damnificados: los estudiantes de las “Ues” tradicionales.

Así al menos lo informa La Tercera, medio que asegura que entre las opciones analizadas por el Gobierno se centrarían, primero, en extender el beneficio solo a las universidades que pertenecen al Consejo de Rectores (Cruch). 

“Nosotros siempre hemos dicho que contamos con herramientas que nos permiten dar comienzo a la gratuidad en las universidades del Cruch, diría que ese es el piso con el que partimos”, aseguró. 

Por lo mismo, la opción más viable hasta el momento es entregar el parte basa a esos planteles con el objetivo que estas dejen de cobrar a los estudiantes. Aún así, la medida de gratuidad podría extenderse a estudiantes de Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) mediante la beca Nueva Milenio. 

Sin embargo, esta opción genera divisiones encontradas pues para algunos rectores del Cruch y la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), el anuncio de gratuidad era en verdad la entrega encubierta de becas.

La diputada Camila Vallejo así al menos lo hizo ver al medio escrito y aclaró que tras el fallo del TC, una de las pocas opciones que quedan para asegurar la gratuidad es la entrega de becas, aunque ella entiende que “no son gratuidad porque están condicionadas con otros criterios de discriminación”. 

Similar es la visión que tiene el senador Fulvio Rossi quien aseguró que este modelo “choca con el concepto que tengo de gratuidad”.

Por lo mismo, lo que propone, es iniciar una ley corta para analizar la materia de gratuidad, separando así esta materia de la reforma educacional completa. Algo que otra vez podría generar suspicacias. 

En tanto, por el momento, el compromiso del Gobierno es anunciar la fórmula antes del 21 de diciembre, para que los planteles universitarios así conozcan cuáles serán las condiciones de la gratuidad en 2016 antes que se inicien las nuevas matrículas. 

PUB/JLM