Cerca de 178 mil estudiantes serán beneficiados con la gratuidad universitaria según los planes del Gobierno para este 2016. Es decir 30 mil menos a los que inicialmente había apuntado el Ejecutivo luego que la Presidenta Michelle Bachelet anunciara su idea ante el país. Y ello ocurre tras la aprobación de parte de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, luego que se ingresara el proyecto de ley corta que permitirá asegurar el beneficio para el próximo año. 

El proyecto vio la luz verde luego que se entregara la redacción del fallo del Tribunal Constitucional (TC) que declaraba que la glosa sobre gratuidad era discriminatoria. 

En ese sentido, el Gobierno ya tenía pensado como alternativa enviar al Congreso el proyecto de ley corta, que considera una división entre las universidades que conforman el Consejo de Rectores, separando los planteles por aquellos que estatales y los privados (llamados G9). 

En ese sentido, según informa La Tercera, se destinarán $2.500 millones a las universidades del Estado, cuestión que aseguraría la gratuidad para alumnos de esos planteles. 

Para incluir también a las universidades del G9, el proyecto también extenderá la gratuidad para los planteles privados que tengan más de 4 años de acreditación y que no tuvieran fines de lucro. 

Gracias a este último lineamiento, también se beneficiarán a “Ues” privadas que no pertenecen al Cruch, como las Universidades Diego Portales, Católica Silva Henríquez, Alberto Hurtado, Finis Terrae y Mayor. Estas últimas casas de estudios tendrán hasta el 27 de diciembre para indicar si se suman o no al proyecto. 

Finalmente, la gratuidad no incluye a los Centros de Formación Técnica (CFT) ni tampoco a los Institutos Profesionales (IP). Para estos planteles, la fórmula presentada por el Gobierno es aumentar las becas Nuevo Milenio, cuyo monto llegará hasta los $850 mil para pagar el arancel final de la carrera. Este camino beneficiará a cera de 144 mil estudiantes. 

PUB/JLM