El dirigente informó que las negociaciones con el Gobierno continuarían a partir del lunes y comunicó que, paulatinamente, los vehículos de carga despejarían el bloque parcial que mantenían en varios puntos de la Rutas 68 y 78. 

Sin embargo, la decisión de la dirigencia de los empresarios del transporte de deponer el movimiento, generó la rebeldía de un grupo de camioneros que participaba del bloqueo de la Ruta 78, manifestantes que decidieron intensificar la protesta y cruzar sus vehículos a todo lo ancho de la ruta. 

Respecto de las razones de su disidencia, el vocero del grupo de descolgados, Pablo Valenzuela, manifestó a radio Cooperativa que "estos paros que anuncian los señores dirigentes son solamente para el beneficio de ellos: el presidente, el secretario, el tesorero”. 

Y finalizó sosteniendo que los dirigentes del movimiento “no representan el sentir de ninguna de la gente que está acá” y que persistirían en su accionar "hasta que venga el ministro, se presente aquí y nos dé una solución concreta aquí".