Tras el desborde del río Mapocho producto de las obras que realiza Costanera Norte, el gerente general de la concesionaria, Diego Savino, se refirió a estos hechos y a la responsabilidad que les imputó el intendente metropolitano Claudio Orrego. Al respecto señaló a los medios que se tomaron todas las medidas a través de un programa de contingencia y que "en este momento le estamos pidiendo a la constructora -que es nuestro contratista- que actúe y empiece a tomar todas las medidas de mitigación".

Savino agregó que "la constructora cumplió con lo que era el programa de contingencia, probablemente el caudal del río superó lo que eran lo que eran las medidas de prevención que habían tomado, ahora como siempre, después de la batalla todos son generales y siempre se puede hacer más".

Y en esta línea destacó que por el momento "de lo único que estamos preocupados es de intentar terminar de resolver la contingencia y poder recausar el río lo antes posible, limpiar y dejar operativas las vías (...) en la medida que podamos encausar las vías, lo que no es fácil porque viene de mucho caudal, ahí uno empieza a tirar material enrocado para poder canalizarlo, lo que también tiene sus problemas porque el agua lo lleva".

Junto con lo que enfatizó en que "los planes de contingencia estaban hechos, estaban funcionando, estaba el canal de desvío implementado (pero) el canal de desvío reventó", por tanto, respecto a las acusaciones de las autoridades dijo: "no voy a entrar en un debate de este tipo".

PUB / DIG