El jueves 28 de enero Patricio Figueroa (32) iniciaba una expedición junto a una pareja de turistas de Bélgica hacia el glaciar Leones, pero cerca de las 13:00 horas el joven que lleva tiempo siendo guía turístico sufrió un accidente al ahogarse tras lanzarse a buscar un bote en el lago del mismo nombre del glaciar.

Luego de unas horas del accidente, desde la empresa de turismo donde trabaja Patricio, “Terra Luna” iniciaron labores de búsqueda, a las que hasta ahora se han ido sumando los amigos y familiares para poder encontrar al guía turístico.

Para poder tener una búsqueda eficiente, los cercanos de Patricio instalaron una oficina base en el sector para estar pendientes a cada instante de las novedades de la exploración, la que hasta el momento no ha tenido mucho éxito debido a las condiciones geográficas del sector.

Giovanni Ross es uno de los mejores amigos de Patricio, quien también es padrino de su hijo, y desde el momento que se enteró de la desaparición del guía turístico decidió trasladarse inmediatamente para ayudar en las labores de búsqueda.

“Nos trasladamos para acá para ver donde desapareció Patricio porque nadie se imagina lo difícil que es llegar hasta acá, de acuerdo a una información de los geógrafos locales mi amigo se encontraría en una plataforma no superior a 50 metros, yo me enteré al otro día de la desaparición y viajé altiro desde Santiago a Coyhaique para ayudar en la búsqueda, por eso decidimos tener una oficina para que sea más rápido”, comentó a Publimetro Giovanni Ross.

A pesar que en la investigación están colaborando los amigos de Patricio, los guías turísticos de la zona, personal del Gope de Carabineros, el ejército, el cuerpo de Bomberos de Puerto Guadal y gente de la localidad de la región de Aysén, los esfuerzos no están siendo suficientes porque la falta de equipamiento tecnológico es el gran problema que tienen para seguir con la exploración.

Según lo que señala Giovanni Ross, quien además de ser el mejor amigo de Patricio Figueroa está liderando la búsqueda del joven, se necesitan buzos especializados para las temperaturas extremas de la zona que está en un glaciar, temperaturas que alcanzarían entre los 2º y 3º C.

Luego de una semana en misiones de investigación, la pareja desde hace casi dos años de Patricio y con quien tiene un hijo de siete meses, Catalina Laibe conversó con Publimetro y comentó que en ocasiones pierde las esperanzas, pero no se moverá del sector hasta que lo encuentren

“Estoy esperando noticias, pero hay ratos que pierdo las esperanzas porque se intenta algo pero después nos dicen que no funciona. Lo único que quiero es que vuelva para estar con nuestro hijo Lorenzo de siete meses y con su hijo Julian de cuatro años. Hoy ya tengo más esperanza con la llegada de un buzo especializado. Yo no me voy a mover de acá sin él, aunque me tenga que quedar a vivir acá”, comentó Catalina Laibe.