El diputado (PPD) Guillermo Ceroni se instaló en la primera línea de la opinión pública luego que un medio digital publicara una serie de imágenes donde se aprecian mensajes de alto contenido sexual que el parlamentario enviaba -usando la aplicación WhatsApp- durante una sesión de la cámara baja.

Durante una conversación en el programa Mentiras Verdaderas, de La Red, el parlamentario resumió cómo cambió su vida tras la revelación de estos textos, lo que dejó en evidencia la condición homosexual del legislador, a pesar de llevar un matrimonio.

En la entrevista, el diputado reconoció que "uno es de una generación distinta donde la homosexualidad era totalmente rechazada. En mi época no quedaba más que aceptarlo, pero con reserva. A mí me tocó participar en la comisión del año '98 en que lo eliminamos como delito (la homosexualidad)".

"Desde los 16 años, en que uno se percató fueron 10 años duros (...) Yo decidí llevarlo en privacidad. Fue un costo que supe manejarlo después", aseguró.

Sobre su matrimonio, Ceroni expresó que "tenía una gran amiga en ese tiempo, me sentía muy ligado en el punto de vista afectivo, se fueron dando las cosas muy natural. Por parte de ella un cariño bastante grande. También ella tenía un problema serio, una discapacidad (...) Eso nos unió en una amistad y luego una relación de pareja. Lo hice reservado más que nada para no dañar a nadie".

"Estamos tratando de arreglarlo y superarlo (...) Uno puede llegar y superar, no fácilmente, una cosa así. Ninguno está en la posición de separarse", cerró.

El antes y después

En el diálogo, el diputado contó los hechos previos a esta publicación: "Fueron varios días en que estuvieron sacan fotos. Tuve el día lunes anterior tuve un contacto, me llamaron, me hicieron salir de la sesión y la Agencia Uno me quería entrevistar. Uno de los periodistas que asesora a la bancada me dijo que era algo urgente. Ahí entró una periodista que representaba a la agencia".

"En primer lugar, enfrenté a la prensa, eso creo fue bueno. Ellos (los otros parlamentarios) lo percibieron como algo brutal, no es una noticia, es una invasión a la privacidad. Tampoco tiene que ver con la libertad de expresión. De todas maneras el daño estaba hecho", complementó.

PUB/VJ