Cerca de las 11 de la mañana el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, dijo en punto de prensa que no iría a La Moneda a conversar sobre la situación actual que atraviesan con la Nueva Mayoría a raíz del conflicto por el reajuste salarial del sector público. El martes pasado el bloque de diputados del Partido Comunista votó en contra del veto presidencial presentado por el Gobierno para dar término al conflicto con los trabajadores del sector público que mantiene diversas entidades movilizadas y en paro desde hace más de una semana. 

Tema de partidos

El parlamentario fue enfático en señalar que este no es un tema que se deba conversar en La Moneda. "¿Para qué comprometer al Gobierno en problemas que son de los partidos?", señaló el presidente del Partido Comunista, agregando que "sería genial que votáramos igual, pero somos 7 partidos" al interior de la Nueva Mayoría.

Respecto a por qué el partido no se alineó con la propuesta oficialista, Teillier dijo que el nunca había comprometido los votos de su bancada ni los de él, aclarando que como partido ellos adhieren al programa de Gobierno, pero no a todo y que estas propuestas debían ser conversadas como coalición antes de sacar conclusiones aceleradas. "Perfectamente el Gobierno puede hablar con todos los actores de manera diferente", agregó.