¡Las funcionarias rompieron el silencio! Y es que luego de ser las principales protagonistas del polémico video que ha dado que hablar en la web, no lo han pasado nada de bien. 

Silvana y Patricia Montero decidieron emitir sus declaraciones desde su hogar en Maipú, luego de que la municipalidad les diera algunos días libres para protegerlas de la polémica. “Solo hemos quedado mal nosotras", dijo la hermana de la afectada quien habló a través de la puerta de su casa.

“Nos han querido pegar, nos han retado, nos han tratado mal. Esto es una injusticia”, declaró Silvana, hermana de la funcionaria afectada por el golpe de la menor. “Yo creo que si me pudiera colgar, lo haría”, continuó.

La mujer declaró estar desesperada y contó incluso les habían tirado piedras. Además, se refirió a Alejandra Lagos -madre de la niña- diciendo que lo que buscaba era denunciar a los carritos que de jueves a domingo están en la Plaza de Maipú, no tener problemas con ella.

“Ella dijo su verdad desde su perspectiva”, dijo resistiéndose a dar su propia versión. "No hablaremos porque después todo se hace cahuin y todo es maldad”, aclaró.

Finalmente, Silvana Montero contó que el golpe de su hermana habría sido un poco más arriba del tobillo y que habría quedado con un moretón que se diluyó, imposibilitándola de poder confirmar lesiones con los doctores.

PB/MC