El martes recién pasado, el Senado aprobó de manera unánime y sin debate previo, endurecer las sanciones a los fiscales que filtren información de los casos judiciales. 

Como parte de la votación de la Agenda Corta, la Cámara aprobó establecer “pena de presidio menor en su grado mínimo a medio” frente a estas situaciones.

La indicación, según publica este viernes La Tercera, fue solicitada por el Ministerio Público a la Comisión de Constitución. 

Junto con las sanciones se aumentó además de 40 a 90 días el plazo de reserva de la investigación. 

Este ajuste apunta al malestar de quienes son investigados en distintas causas relacionadas con el financiamiento irregular de la política como Penta, Soquimich y Corpesca. 

PUB/NL