El diputado UDI Gustavo Hasbún criticó duramente la cena preparada por el oficialismo en respaldo a la ministra de Justicia, Javiera Blanco, asegurando que “resulta patético que se tenga que invitar a un evento de este tipo a los parlamentarios de la Nueva Mayoría para asegurarse que voten en contra de las acusaciones constitucionales que deberá enfrentar la secretaria de Estado”.

“La verdad es que es un hecho bastante patético desde el punto de vista de la dignidad política. Es increíble que se tengo que organizar una comida para dar un ‘respaldo espontáneo’ a la titular de Justicia. Al parecer existen dudas razonables de que las acusaciones prosperen y se acojan, provocando la destitución del cargo a Blanco por haber infringido la Constitución y la Ley”, sostuvo.

Para Hasbún, “con estos actos se entrega una señal política errónea, pues se trata de respaldos forzados que no sólo debilitan la figura de la ministra de Justicia, sino que también dejan en muy mal pie a los parlamentarios que concurren a ella, ya que se compromete de antemano su voto en contra sin antes haber conocido los fundamentos por los cuales fue acusada”.

“En vez de asistir a comidas de apoyo, la ministra Blanco debería estar en cuerpo y alma preocupándose de la dramática situación por la que atraviesan los niños y jóvenes del Sename, intentar explicar con argumentos medianamente plausibles las contrataciones ordenadas por ella en Gendarmería o al menos esclarecer porqué se despide a un subsecretario que critica su desempeño como Jefa de la cartera de Justicia”, recalcó.

Finalmente, Hasbún sostuvo que “podrán haber muchos más ‘actos de apoyo voluntario’, pero la gente no se equivoca al calificar a Blanco como la peor ministra de este mal gobierno. Al menos, por un asunto de dignidad, la ministra debiese prensar la renuncia”.

PUB/CM