El pasado miércoles personal de la 19 Comisaría de Providencia logró la captura del cabecilla de una banda especializada en el robo a pequeños supermercados del sector oriente de Santiago, aunque logró alcance nacional por un particular detalle: lo apodaban el "Ojos color de piscina".

Aunque es normal que los delincuentes ocupen diversos alias para ser identificados en su círculo más íntimo, e intentar evitar la acción policial, algunos de ellos destacan por su originalidad o extraña inspiración, tal como lo detalló a Publimetro la capitán Carolina Constanzo, de la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros.

"Muchas veces (estas chapas) están relacionadas con características personales que orientan la investigación por ejemplo el cojo, el pirata o el tuerto nos llevan a determinar que la persona a la cual nos referimos o participó en el hecho delictual tiene algún defecto físico".

Según datos a los que tuvo acceso Publimetro, algunos de los más llamativos presentes en las bases de datos de la policía uniformada son:

- El Cuchuflí
- El Maldito Kevin
- El Poto Rico
- El Chico de las Cumbias
- El Cisarro
- El Cara de Pena
- El Conejo
- El Garra
- El Clon
- El Tila
- El Tuerto Patelija
- El Pelo Duro

La oficial, a su vez, aseguró que "el análisis de los alias, sobre nombres o chapas son parte importante de las investigaciones que realiza diariamente la Dirección de Investigación Criminal a través de sus departamentos OS9, SEBV y Labocar, en los momentos de entrevistar a víctimas o testigos es una de las consultas que le hacemos si los sujetos que perpetraron el ilícito se llamaban de cierta forma, ya que la mayoría de las veces no utilizan sus propios nombres".

"Una vez que conseguimos una "chapa" se analiza la base de datos que mantenemos con los kardex policiales obteniendo coincidencias que junto con otras pistas o antecedentes nos ayudan a acotar la investigación", cerró la capitán Constanzo.