“Estamos a la espera de una solicitud formal de extradición si los tribunales así lo deciden. Esto, como se sabe, será definido la próxima semana cuando se produzca la formalización en ausencia de Rafael Garay.”

Con estas palabras, el canciller Heraldo Muñoz se refirió a la situación que vive el ingeniero comercial, Rafael Garay en Rumania, luego que la tarde de este viernes haya sido detenido por la policía en un centro comercial de la cuidad de Brasov, donde se le encontró con documentos falsos. 

El ministro de Relaciones Exteriores agregó que dependen de la orden que emitan los tribunales “hasta que no haya orden de los tribunales, la Cancillería no puede hacer la solicitud de extradición”

Hasta el momento Rafael Garay se mantendrá en arresto domiciliario por un período de 20 días con una posible apelación. 

“Aunque sabemos que la defensa podría apelar en tres días más (…) De modo que estamos a la espera de lo que resuelvan los tribunales en nuestro país, y la Cancillería, como siempre, hará su labor”, enfatizó Muñoz. 

PUB/SQM