La histórica Casona Morandé, inmueble de valor patrimonial que acoge al Municipio de Quinta Normal, se convirtió en la sede de la farmacia comunitaria que beneficiará a más de 100 mil vecinos y vecinas.
 
En la ceremonia de inauguración, encabezada por la alcaldesa Carmen Gloria Fernández Valenzuela, la ministra de Salud, Carmen Castillo, manifestó que “nos alegra la consolidación de esta iniciativa, y ver cómo este establecimiento se convierte en una farmacia atípica, dentro de una casona histórica, que brindará apoyo en una materia relevante para la salud de las personas, como el acceso a medicamentos de calidad comprobada, sin las barreras económicas que vemos en el mercado farmacéutico”.
 
La secretaria de Estado explicó que “ya son 48 los municipios, que junto con la colaboración del Gobierno, han organizado farmacias que ponen al alcance medicamentos a precios más razonables”.
 
Asimismo recordó que el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet “considera que los medicamentos son bienes esenciales para la Salud Pública y nos corresponde velar por su adecuado acceso, calidad y uso racional. Por eso, nuestro desafío es generar políticas sanitarias de acceso equitativo y universal, que nos permitan avanzar en coberturas que logren impactar favorablemente la Salud de nuestra población”.
 
En esa línea, sostuvo que el Fondo de Farmacia, que se inició en 2014, “ha permitido entregar, de manera gratuita, a través de los consultorios, medicamentos para las enfermedades más comunes en nuestro país. Se trata de fármacos para la hipertensión, la diabetes y los triglicéridos altos, para lo cual ya se han despachado más de 28 millones de recetas”.
 
Este apoyo, señaló, ha sido complementado a través del Sistema de Protección Financiera para Diagnóstico y Tratamientos de Alto Costo, conocido como “Ley Ricarte Soto”.  La normativa entrega cobertura a 11 problemas de Salud específicos y en forma progresiva irá incorporando nuevos medicamentos, dispositivos y alimentos para más patologías.
 
Para acceder a la compra de medicamentos en la farmacia comunitaria de Quinta Normal, los vecinos deben acudir con su cédula de identidad, acreditando residencia mediante alguna cuenta a su nombre que registre domicilio; y mostrar una receta vigente (con antigüedad menor a 3 meses) de los medicamentos o insumos que tenga indicado.
 
Por su parte, la alcaldesa Carmen Gloria Fernández Valenzuela, agradeció el trabajo de todos los involucrados en el proyecto. "La salud es un derecho social. Cuando vemos lo que nuestros vecinos gastan en medicamentos, a veces, hasta el 80% de su jubilación, que afecta directamente su calidad de vida, no podíamos quedarnos con los brazos cruzados. Hoy estamos felices por poner en marcha un proyecto con la relevancia que significa contar, para nuestra comuna, con nuestra farmacia comunitaria”.
 
En la oportunidad también estuvieron presentes el Director de la Central de Abastecimiento, Pablo Venegas, y el director del Servicio de Salud Metropolitano Occidente, Vladimir Pizarro.

PUB/CM