Miedo. Eso fue lo que provocó un desconocido quien durante la noche de este miércoles abordó un bus del Transantiago y, una vez estando arriba, intentó prenderle fuego usando diluyente como acelerador. 

Según informó Radio Cooperativa, el hecho se registró en el recorrido 212 que atraviesa la comuna de Ñuñoa. El desconocido abordó el bus como cualquier pasajero y, de un momento a otro, comenzó a esparcir el diluyente para luego prenderle fuego.

Tras percatarse de los gritos que produjo esta acción en los demás pasajeros, el conductor del bus usó el extintor de emergencia de la máquina y apagó las llamas. En tanto, los demás pasajeros descendieron rápidamente del bus por el riesgo de explosión que significa el hecho que se queme una máquina.

Sin embargo, a causa del hecho no hubo lesionados. 

En tanto, el desconocido que inició las llamas aprovechó el caos generado por el fuego para así bajar del bus y escapar del lugar. Carabineros trabaja en su identificación a partir de la descripción y testimonio de los testigos del hecho. 

PUB/JLM