En prisión preventiva quedó el ciudadano colombiano acusado de la muerte de un joven en un ascensor, tras ser formalizado por la Fiscalía Centro Norte por los delitos de homicidio y tráfico de drogas. 

Se trata de Carlos Rengifo(52), quien de acuerdo a la investigación de la fiscal Alicia Ascencio, disparó en reiteradas oportunidades contra de la víctima Diego Suazo Fuentes (26), quien había concurrido a comprar pasta base a un departamento ubicado en el piso 20 de la Torre ubicada en Vicuña Mackenna 1725, comuna de Ñuñoa. 

Según la declaración de un testigo, Rengifo disparó en contra de la víctima, para posteriormente pedir ayuda a otros sujetos, quienes sacaron el cuerpo del departamento y junto al testigo los bajaron por el ascensor hasta el subterráneo, donde tenían la intensión de “chingarse” o asesinar a ambos. 

La fiscal Ascencio indicó que durante el descenso, el ascensor se detuvo en diferentes pisos, donde –de acuerdo a la versión del testigo– diferentes personas habrían visto a los sujetos con un herido a bala sangrando y a otro pidiendo auxilio. 

Uno de los conserjes los sorprendió en el subterráneo, lo que motivó la huida del autor y cómplices del crimen. La víctima fatal quedó tendida en el piso. 

Según la formalización de la Fiscalía Centro Norte, al llegar al lugar, Carabineros encontró gran cantidad de precursores químicos al interior del departamento, los que sirven para la elaboración de pasta base de cocaína. Asimismo, hallaron droga al interior de una bodega que Carlos Rengifo arrendaba. 

Tras constatar que existe gran cantidad de diligencias en desarrollo, la magistrada Pilar Aravena solicitó que la prensa no estuviera presente en la audiencia, dado que se revelarían antecedentes clave cuya difusión podrían frustrar el éxito de las pesquisas. 

Tras conocer los antecedentes expuestos por la Fiscalía Centro Norte, la magistrada accedió a la solicitud de prisión preventiva, por considerar que el imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad. 

Aunque la defensa del imputado señaló que Rengifo había actuado en legítima defensa, la magistrada Aravena descartó esta teoría, señalando que de haber sido ese el caso, no habría huido del lugar como tampoco habría intentado esconder el cuerpo. 

El plazo de investigación se fijó en 180 días, atendida la gran cantidad de diligencias que está desarrollando la Fiscalía Centro Norte en conjunto con la Brigada de Homicidios y la Brigada Antinarcóticos de la PDI. 

PUB/VJ