La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó al Hospital San Borja Arriarán a pagar una indemnización superior a los $17.000.000 a una paciente que sufrió infección intrahospitalaria. 

En fallo unánime, la Cuarta Sala del tribunal de alzada confirmó la sentencia que ordenó al centro de salud pagar $2.471.365 por concepto de daño patrimonial, y $15.000.000 por daño moral a Sylvia Miranda Hernández. 

Miranda Hernández fue internada, el 17 de abril de 2012, en el hospital por complicaciones en su embarazo. Tres días después nació su hijo por medio de una cesárea; sin embargo, durante dicha la intervención fue infectada con la bacteria clostridium difficile, lo que derivó en la extirpación del colon. 

El fallo de la Corte de Apelaciones confirmó en todas sus partes la sentencia dictada por la jueza María Cecilia Morales Lacoste del 29° Juzgado Civil de Santiago, fallo, que estableció la responsabilidad del hospital por la infección adquirida por la víctima. 

PUB/VJ