Un 40% de las camas disponibles en los hospitales de las Fuerzas Armadas y Carabineros no son ocupadas, según datos obtenidos por Publimetro vía Ley de Transparencia. Entre enero y agosto de 2016, en los siete recintos pertenecientes a los ministerio de Defensa e Interior -este último a cargo del Hospital de Carabineros- hubo 1.134 camas disponibles, de las cuales sólo un 60% fueron utilizadas.

Los recintos hospitalarios con menor porcentaje de ocupación son el Hospital Militar del Norte, con 51 camas disponibles y 41,3% de ocupación; el Hospital Naval de Talcahuano, con 155 camas y 58,2% ocupación, y el Hospital Militar de Santiago, con 314 camas y 61,9% de ocupación. En tanto, el hospital con mayor demanda es el Naval de Viña del Mar, que posee 343 camas en promedio, y una ocupación del 71,7% (vwer infografía).

Este escenario se contrapone con la realidad de la red pública cuya sobredemanda llevó al Fondo Nacional de Salud (Fonasa) a gastar sólo durante el primer semestre de este año casi $20 mil millones en compra de camas al sector privado.

Para el diputado Juan Luis Castro (PS), miembro de la comisión de salud de la Cámara,“hay tal nivel de holgura en los hospitales de las Fuerzas Armadas que parece razonable que siendo ambas instituciones del Estado hubiese una verdadera coordinación, que permitiera mitigar la ausencia de camas y los altos costos que tiene la compra al sector privado”.

La diputada Karla Rubilar (RN), también perteneciente a dicha instancia legisltaiva, consideró que "no se trabaja completamente en red a menos que haya alerta o emergencia sanitaria”. "No es lógico que no se ocupen primero las camas del sistema de las FFAA y se compren a privados que probablemente serán más caras”.

José Ruminado, presidente de la Asociación de Funcionarios de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), indicó a Publimetro que en estos hospitales “existe disponibilidad de camas, pabellones y especialista” para apoyar las exigencias provenientes de la red pública. “Para algunas especialidades hay harta demanda, pero nunca al nivel de la red asistencial”, señaló.

Y agregó: “Parecía increíble que tuviéramos camas y no se ocuparan para la gente de Fonasa, quienes son los más afectados por la atención. Se enriquecen más los privados y la red pública que está vigente y tiene posibilidades no se ocupa”.

Jorge Lastra, Jefe de la División de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, explicó que en el análisis no se distingue que los pacientes requieren diferentes tipos de camas. "Los usuarios a los que normalmente se debe hospitalizar en el sector público son adultos con daños crónicos y descompensación, y necesitan que uno busque camas de carácter específicos”, precisó. Y advirtió que el rastreo actual incluye los recintos sanitarios pertenecientes al Ministerio de Defensa, e incluso soslayó que durante el último tiempo "se han dispuesto 10 camas de los hospitales de las FFAA” para pacientes de la red asistencial.

"Tenemos distintos mecanismos de trabajo con las Fuerzas Armadas. La Unidad de Gestión Centralizada de Camas realiza diferentes búsquedas cuando se necesita trasladar un paciente: primero en otros hospitales públicos, segundo, en las camas de las Fuerzas Armadas, tercero, en la clínicas ranqueadas, y por último, las camas privadas no ranqueadas”, detalló.

PUB/NL