Una huella plantar de calzado, entre otras pruebas, permitió a la Brigada Investigadora de Robos (Biro) detener a dos menores de edad involucrados en el robo a una vivienda en la población Ancolacane II, sector norte de Arica.

Los adolescentes de 14 y 15 años de edad, fueron detenidos por los delitos de receptación y robo en lugar habitado, respectivamente.

La huella que recogió el Laboratorio de Criminalística de la PDI pertenecía a uno de los involucrados, quien ingresó por una ventana, en su condición de vecino del inmueble afectado.

El comisario Claudio Aburto, jefe de la Biro Arica, manifestó que “luego de recibir la denuncia en la unidad policial, los detectives iniciaron una investigación que incluyó diversas diligencias, hasta lograr un estudio acabado del modus operandi que utilizaron los autores del hecho. En esta dinámica fue que, además, la policía dio con una huella de calzado, que permitió reafirmar las hipótesis que se habían levantado en el caso”.

En el domicilio de uno de los adolescentes, la policía recuperó especies del robo al inmueble, avaluadas en 450 mil pesos.

Tras instrucciones del fiscal de turno, el menor de 14 años quedó en libertad, pero apercibido al Artículo 26 del Código Procesal Penal, por lo que será citado a declarar.

En tanto, el menor de 15 años fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Arica.

PUB/VJ