Parecía el crimen perfecto, pero este viernes se confirmó la condena de ocho años de cárcel para un sujeto que perpetró el robo de una casa el 31 de enero de 2015 en Arica, todo a raíz de una huella que quedó registrada en el inmueble al que ingresó.

Según detalló el Ministerio Público, se logró comprobar durante la investigación que Chen-Ling Yee-Sue Ma Vieira fracturó la reja de la vivienda realizando lo mismo con la ventana. Una vez dentro de la vivienda, el imputado se apropió de una maleta, un notebook, joyas y una cámara fotográfica, entre otros elementos, escapando posteriormente.

Horas después del ilícito logró ser detenido por personal policial, quienes periciaron el computador personal para dar con su propietario.

Tras arribar al inmueble personal de la PDI realizó diversas pericias hallando una huella plantar que coincidió con el calzado del acusado, así como huellas dactilares en la ventana por donde ingresó, las cuales confirmaron científicamente su presencia al interior del lugar.

En el juicio oral, por último, se informó que el acusado registraba diversas condenas, por lo que se aplicó la circunstancia agravante de reincidencia en delitos de la misma especie.

PUB/VJ