El 70,2% de los casos de delitos sexuales que le tocó investigar a la actual directora del Servicio Nacional de Menores (Sename) Solange Huerta, tomó la decisión de no perserverar o archivar las causas durante el 2015, en momentos que lideraba la Fiscalía Metropolitana Occidente.

Según indica La Tercera, la cifra llega a los mil casos, siete puntos por sobre la media de casos de esta índole que tienen salidas administrativas (63%).

El derecho a no perserverar (DNP) en una investigación es una facultad que tienen los persecutores para cerrar un caso discretamente pese a que exista querella y esté judicializado. 

Al respecto, de todos los casos que fueron indagados por la Fiscalía Occidente, Huerta lidera en DNP a nivel nacional con  7.144 causas, lo que equivale al 5,4% de sus investigaciones.Y en el punto específico de abusos a menores, no perseveró en un 14,3%, mientras que la media nacional es de 8,9%. De esta manera, Huerta lideró a nivel nacional entre todos los fiscales en el país.

“Las decisiones de no perseverar carecen de control por los jueces. Las víctimas y querellantes no tienen la posibilidad de recurrir ante la Corte de Apelaciones”, sostuvo al medio el abogado especialista en casos de familia y maltrato infantil, Hernán Fernández.

PUB/CM