Como Miguel Ángel Araya, de 52 años, y Marcelo Ganga, de 44 años, fueron identificadas las dos personas fallecidas en la explosión que el pasado sábado se registró en la planta de explosivos para la minería Orica, de Antofagasta.

El primero de ellos era trabajador directo de la empresa, mientras que el segundo desempeñaba labores para una compañía contratista. La empresa afectada por la detonación expresó sus condolencias a las familias y lamentó lo ocurrido.

De los otros 10 operarios que estaban en el sector al momento del accidente, se informó que no resultaron lesionados, pues lograron evacuar con anticipación.

La explosión ocurrió cerca de las 15:30 horas del sábado, mientras la planta no estaba en faena productiva. Los dos fallecidos habrían estado efectuando labores de mantención cundo ocurrió el accidente.

PUB/NL