El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, junto con el vicario judicial Jaime Ortiz de Lazcano, dio por inaugurado el Año Judicial Eclesiástico 2016, ocasión en que presentaron las reformas papales que se implementarán en la iglesia capitalina. 

En su mensaje, el padre Ortiz de Lazcano dio cuenta de las nuevas normas promulgadas por el Papa Francisco el pasado 8 de diciembre para las causas de nulidad matrimonial. 

Explicó que “el Santo Padre Francisco, a través de estas nuevas normas, totalmente impregnadas de empeño y de compromiso pastoral, ha querido que el servicio a la justicia en la Iglesia salga al encuentro de las personas que lo necesitan, especialmente aquellas que viven en situaciones irregulares”. 

Agregó que “estas nuevas normas han significado cambios sustanciales, como son la reducción de dos instancias a una, una mayor simplificación del proceso, lo que genera una mayor celeridad en su consecución y un profundo deseo de que los procesos, allá donde sea posible, sean gratuitos". 

Explicó que con anterioridad a estos cambios, "un proceso considerado con sus dos instancias podía durar incluso hasta dos años y medio. En la actualidad, podría ser de un año o menos, y con la posibilidad cierta de un plazo menor a este en un proceso abreviado”. 

El número de causas introducidas el 2015 fue de 108, número inferior a la del año anterior, cuando fueron 126 causas. 

La ceremonia se llevó a cabo en la sede metropolitana de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. 

PUB/VJ