Una menor de 15 años, que fue abusada sexualmente por su padre durante su infancia, lo defendió públicamente acorde a la declaración leída por el Ministerio Público durante el caso que se desarrolla en Osorno.

"Está enfermo, quiero que siga un tratamiento sicológico, porque es el único que se ha preocupado de mí", es parte de lo mencionado por la joven, la cual recibió los abusos de su progenitor entre los 6 y 10 años.

El hecho quedó al descubierto luego que la madre de la victima, la cual vive en Rancagua, denunciara al obrero de 40 años quien atacaba a su hija cuando estaba al cuidado de su abuela. En ese sentido, se enteró de lo que aconteció luego que la adolescente encarara a su padre.

"Los ataques ocurrieron cuando ella aún no razonaba y vio que los abusos eran actos normales, lo mismo que la violación, hasta que descubrió que es un delito grave. Pero no quiere causar daño a su padre, quien en cierta forma le entrega la protección al no contar con el apoyo de su madre", sostuvo el fiscal Guillermo Cáceres al diario El Austral.

Cabe mencionar que el acusado quedó en prisión preventiva la semana pasada, arriesgando una pena superior a los 25 años de presidio.

PUB/CM