El senador Guido Girardi, miembro de la comisión de Salud de la Cámara Alta, junto a Patricia Cocas, presidenta de la organización Proanimal, anunciaron este sábado que presentarán una nueva iniciativa legal en defensa de los animales.

Se trata de una ley que sanciona gravemente el "encarcelamiento animal", y por lo mismo prohíbe su utilización en circos y la exhibición en zoológicos en precarias condiciones. También modifica el Código Civil que define a mascotas como si fuesen cosas o muebles.

Además, el parlamentario y la animalista indicaron que iniciaran una campaña de recolección de un millón de firmas en apoyo a la iniciativa legal que será ingresada esta semana a la comisión de Salud del Senado.

El senador Girardi señaló que “estas iniciativas buscan revalorizar la vida animal y vegetal que los seres humanos no tenemos conciencia de lo importante que son para nosotros”.

Girardi explicó que “hay una primera ley que es una reforma constitucional que eleva a las plantas y animales a un estatus de dignidad. Nuestro Código Civil considera a los animales como si fueran muebles. Esta nueva ley les da estatus de seres vivos sintientes y sujetos de derecho y dignidad y requieren buen trato y no pueden ser objetos de tortura”.

El senador agregó que “esta ley prohíbe toda forma de maltrato y atentado a esa dignidad como es la ‘cárcel’ animal y por tanto prohíbe los zoológicos y circos donde los animales están encarcelados".

"Los zoológicos deben convertirse en centros de conservación donde los animales no estén sometidos al vejamen de los barrotes y tengan un hábitat al menos similar que tuvieron en el pasado", añadió.

"La ley también prohíbe que los animales sean sometidos a experimentos con fines cosméticos que son tremendamente dolorosos. Nos parece inaceptable”, enfatizó.

El parlamentario dijo que consideraba “una pena que los niños conozcan animales sufrientes y no en un centro de conservación donde estén felices, con libertad de movimiento. Los circos tampoco pueden tener animales enjaulados lo que es una verdadera tortura. Debe terminar esta relación sadomasoquista con los animales”, expresó el parlamentario.

Por su parte, Patricia Cocas señaló que “como sociedad ya estamos listos para reconocer los derechos de los animales y debemos cambiar estos zoológicos que son cárceles que buscan el lucro y la entretención a costa de los animales”.

Cocas agregó que “debemos avanzar hacia santuarios de animales, donde se les pueda conocer y nuestro rol es de garante de la protección de ellos y no de abusadores”.

PUB / DIG