64.751 cartones de cigarrillos falsificados y originales y 48 mil fuegos artificiales almacenados en una bodega de la comuna de Independencia, incautaron los oficiales de la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual, Bridepi, en una operación realizada en conjunto con el Servicio Nacional de Aduanas.

“Se trata de uno de los golpes más importantes del año en contra de las bandas que se dedican al contrabando de cigarrillos con un avalúo de mil 600 millones de pesos. Además se recuperaron gran cantidad de fuegos artificiales que iban a ser vendidos en esta navidad en distintos comercios informales”, dijo el prefecto Hugo Pérez, jefe nacional de Delitos Económicos de la PDI.

El oficial confirmó que producto de esta operación se detuvo a una persona, quien arrendaba diversas bodegas para acopiar los productos y que en el caso de los cartones de cigarrillos, robados a principios de este mes desde el puerto de San Antonio, éstos se encontraban en envoltorios plásticos cubiertos con “cal” para burlar los controles aduaneros.

El subdirector de Fiscalización de Aduanas, José Luis Castro, recalcó que el resultados de este operativo corona “un año de trabajo muy fructífero junto a la PDI que ha permitido durante 2015 incautar más de cinco millones de cajetillas, lo que implica una defraudación de 18 millones de dólares, optimizando los recursos del Estado en materia de lucha contra las bandas criminales”.

PUB/CM