Adriana Delpiano reconoció el problema registrado en el último examen, en el que "en matemáticas se incorporaron preguntas que tenían que ver con estadística, pero no todos los profesores habían pasado esa materia".

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, reconoció que existen "elementos a revisar" en la Prueba de Selección Universitaria (PSU), aspectos que esa cartera busca analizar en conjunto con el Consejo de Rectores.

La secretaria de Estado aludió tanto al porcentaje elevado de alumnos que no superó los 500 puntos este año, como a la presencia en el test de materias que no habían sido impartidas a todos los estudiantes.

"Yo mañana (martes) me reúno con el Consejo de Rectores, de los cuales depende el Demre, que es la institución que hace la PSU, y yo creo que aquí hay elementos que revisar", aseveró Delpiano, en una entrevista concedida al noticiario "Teletrece" de Canal13.

La titular de Educación indicó que dentro de las materias a tratar se cuenta "tener una explicación real de por qué ocurrió la baja (en el número) de puntajes nacionales. Pero eso no es lo más importante: lo más importante es el porcentaje alto de alumnos que no tienen más de 500 puntos".

"En este caso, por lo menos en matemáticas se incorporaron preguntas que tenían que ver con estadística: no todos los profesores habían pasado esa materia, y aparentemente esa es una de las explicaciones", aseveró.

Entre otras modificaciones, Delpiano también mencionó la posibilidad de establecer test diferenciados en consideración a los distintos tipos de establecimientos de educación secundaria que existen en el país.

"Claramente necesitamos tener también una prueba específica para los que egresan de técnico-profesional, que sabemos de antemano que son alumnos a quienes no se pasa todo el currículum  científico-humanista", señaló.

PUB/FDRJ