El Instituto de Derechos Humanos difundió hoy una declaración pública en la que lamentan las dudas respecto de su misión y función, así como la “personalización de críticas”, tras la serie de cuestionamientos que se han realizado hacia la institución.

“Como Consejo lamentamos que se difunda un manto de duda respecto de nuestra misión y función, así como que se personalicen las críticas, toda vez que el INDH es dirigido por un órgano colegiado”, señaló el INDH.

“La labor que por mandato legal el Instituto Nacional de Derechos Humanos debe desempeñar, lejos de buscar “hostigar” a otras instituciones de la República, persigue que todos los órganos del Estado ajusten su accionar a la ley y al respeto a los derechos humanos”, enfatizó la institución.

“Lo que por cierto no excluye a ninguna institución que tenga a su cargo el orden público, la seguridad ciudadana y la protección de los ciudadanos/as que se encuentran privados/as de libertad”, agregó.

Tras los incidentes ocurridos en la manifestación del pasado 21 de mayo en Valparaíso, en la que falleció el trabajador municipal Eduardo Lara, de 78 años, Carabineros se defendió y aseguró que han coartado su actuar producto de los hechos ocurridos en 2015 con Rodrigo Avilés, quien fue gravemente herido por el chorro de un carro lanza aguas.

“Las denuncias de las organizaciones, con denuncias infundadas, todo esto tiene que ver con el accionar de Carabineros, los limita, coarta su accionar”, señaló el general director de Carabineros, Bruno Villalobos luego de los incidentes.

Asimismo, hace unos días, la directora del INDH, Lorena Fries, declaró que “el hecho de ponerse una capucha no significa 100% que uno va a cometer un delito”, lo que fue criticado por algunas autoridades.

Ante esto, el INDH respondió en su declaración que “es un órgano autónomo e independiente por lo que no corresponde al Gobierno coordinar su quehacer e interacción con otros órganos”.

“Cabe precisar de todas maneras, que la promoción y protección de los derechos humanos de las personas que habiten en el territorio de Chile, es una obligación de todos los poderes e instituciones del Estado, aun cuando tamaña misión no sea siempre comprendida por todos de la misma manera”, concluyó.

Lee la declaración completa ACÁ
PUB/NL