El Servicio Nacional de Menores (Sename) emitió un informe donde revela que entre los niños y adolescentes que atiende, existen 1.334 casos de menores en situación “crítica”. Esto quiere decir con “potencial riesgo vital” y patologías mentales complejas.

La cifra, que este jueves reproduce La Tercera, forma parte del primer catastro que realiza la institución para complementar la estadística de 183 casos analizados objetivamente analizados por un siquiatra y que fueron dados a conocer a mediados de mayo por la ministra de Justicia, Javiera Blanco.

El informe establece además que “se presentan casos en lista de espera para atenciones en la Red de Salud Pública y hospitalizaciones para compensación” y que "no en todo el territorio contamos con equipos del área de la salud que puedan realizar un diagnóstico certero”.

Por otra parte, la presentación realizada por el Ministerio de Salud ante la Comisión de derechos Humanos del Senado, al 31 de diciembre de 2015, de los 106.760 niños, niñas y adolescentes que atiende el Sename, el 85% ingresaron al departamento de de Protección de Derechos y Primera Infancia.

De acuerdo al informes es este grupo, de los niños que se encuentran en vulneración, es donde se encuentran los niveles más críticos, con 897 casos.

El director del Sename, Hugo Herrera, explicó q al ser consultado por los 1.334 menores del catastro indicó que “las otras cifras son otros casos, que estamos levantando la información, pero primero necesitan objetivación para ser atendidos dentro del sistema de salud”.

Herrera añadió que de los 183 niños y jóvenes, 175 han sido evaluados, de los cuáles 105 fueron atendidos y 70 en proceso de atención.  “Este es un paso acertado porque nunca se había visto una intersectorialidad, que no estando reglada, asumiera responsabilidades”, expresó.

PUB/NL