La liquidación forzosa de los bienes de Alberto Chang, procedimiento conocido anteriormente como quiebra, es lo que acogió tramitar el 15 Juzgado Civil de Santiago por su rol de aval y codeudor solidario de los pagarés entregados a inversionistas en la empresa Onix Capital. 

De concretarse la liquidación forzosa, situación a la que apuestan los demandantes, las cuentas de Alberto Chang pasarán al liquidador y sus bienes en Chile serán congelados. 

En el caso de los bienes del extranjero, el liquidador César Millán deberá realizar una operación similar determinada como transfronteriza. 

Si se aprueba este procedimiento serían tres las quiebras contra el cuestionado empresario. Primero "Onix", luego el "Grupo Arcano" y laque actualmente se tramita. 

Los dineros que llegaron a través de "Onix" se destinaron finalmente a las cuentas de Chang, quien compró acciones de Snapchat y Open English, departamentos el Sydney y Londres y un terreno en el Caribe. 

Debido a lo anterior no sería necesario acreditar la triangulación de dineros lo que agilizaría el procedimientos según abogados consultados por La Segunda. 

Uno de los problemas que generaría para los afectados esta liquidación forzosa es que Tesorería podría sumar nuevos cobros de impuestos que adeuda Chang, lo que llegarían a $20 mil millones, los que serían pagados en preferencia a las víctimas del fraude por el que se acusa al empresario. 

Según La Segunda, el liquidador Carlos Parada ha intentado recuperar los bienes y dineros de Alberto Chang obtenidos a través de Onix Capital, por lo que rastrea platas e inmuebles en Malta, Reino Unido, Australia, Isla de Man y Estados Unidos. 

En total Chang tendría cerca de US$20 millones en propiedades, lo que se suma a 10 autos de lujo.

PUB/CM