El Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) lanzó la campaña #MechoneoPiola, la cual busca incentivar y dar un carácter distinto y creativo a las actividades de bienvenida a quienes comienzan sus estudios superiores, todo en el marco del respeto, la dignidad, y excluyendo cualquier acto de carácter vejatorio.  

El organismo de Gobierno propone que las actividades organizadas por Federaciones y Centros de Alumnos inviten a compartir e integrarse a las respectivas comunidades estudiantiles, o que incluso permitan que los nuevos estudiantes lideren actividades solidarias y/o de ayuda a la comunidad en general.

Sobre la campaña el Director Nacional del Injuv, Nicolás Farfán, sostuvo que "como Instituto Nacional de la Juventud no nos oponemos al mechoneo como una actividad que busca dar la bienvenida a quienes comienzan sus estudios superiores, sin embargo queremos otorgar un carácter distinto y creativo a este tipo de iniciativas, además de recordar que es una actividad voluntaria, cada estudiante debe tener la posibilidad de decidir si quiere ser parte del mechoneo".

Agregó que "es fundamental que los jóvenes tengan un buen recuerdo de las actividades de bienvenida, dicen que la primera impresión nunca se olvida y queremos que el primer recuerdo universitario sea el mejor, será su casa de estudios por varios años, por lo que debe ser algo amable y no traumático". 

"El respeto, el compañerismo y compartir con la comunidad estudiantil debe ser el espíritu del mechoneo y de la bienvenida que tendrán los jóvenes que dan sus primeros pasos en la educación superior, si además podemos tener un mechoneo con sentido sería ideal, cambiar las pruebas vejatorias por actividades de ayuda social, que la bienvenida sea una excusa para ayudar, divertirse y conocer los nuevos compañeros mientras colaboramos", concluyó Farfán. 

Entre las recomendaciones para vivir un #MechoneoPiola, la entidad recordó que la participación en este tipo de actividades es de carácter voluntario, el mechoneo no deben ser sinónimo de trauma y que el consumo de alcohol debe ser con moderación, además de ser incompatible con la conducción de vehículos. 

PUB/VJ