La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) anunció la instalación de una docena de estaciones sismológicas, para monitorear el comportamiento de la falla de San Ramón, que cruza varios municipios en la zona oriente de esa ciudad.

El proyecto cuenta con un monto cercano a los $450 millones, e implica también un trabajo conjunto con la Intendencia regional, los municipios, los equipos científico-técnicos y la ciudadanía para comprender y aprender más de esta realidad.

De esta manera se instalarán siete estaciones sismológicas permanentes y cinco estaciones GPS, que miden el desplazamiento de la tierra.

Al respecto, el Director Nacional  de ONEMI, señaló que “la finalidad de dar a conocer este proyecto a la opinión pública se debe a que es indispensable que las próximas generaciones conozcan, se eduquen y adopten medidas que contribuyan a prevenir y enfrentar los efectos que podría tener una eventual activación la Falla San Ramón”.

La Falla San Ramón abarca entre  25 a 30  km entre los ríos Mapocho y Maipo, con una profundidad que llega hasta los 12 kilómetros, extendiéndose entre las comunas de Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto, no descartándose su existencia en las comunas de Lo Barnechea y Pirque.


PUB/NL