"Mantenemos intacta nuestra confianza en la capacidad de nuestros estudiantes y profesores, en términos del logro de sus aprendizajes, pero si tenemos que reconocer que en el resultado del SNED hay factores que tienen que ver con una realidad indesmentible como los resultados de la prueba Simce", con estás palabras el rector del Instituto Nacional (IN), Fernando Soto, partió una conferencia de prensa, que tuvo como objetivo dar su impresión sobre la pérdida de la subvención de la excelencia académica. 

Fernando Soto señaló que como es de conocimiento público, la pérdida de la excelencia académica se deben en gran parte por los malos resultados sostenidos que ha tenido el IN en la prueba estandarizada para medir el conocimiento de los alumnos, Simce. 

Además del Simce, Soto aclaró que las constantes movilizaciones estudiantiles han influido en la decisión, lo que le parecen "estrategias autoflagelantes y autodestructivas"

“Realizar un boicot contra la prueba del Simce no me parece, porque ellos han declarado que no tenían noción que esto iba a tener implicancias en otros aspectos, de alguna manera son ellos los que hipotecan sus proyectos de vida hacia la enseñanza superior“, agregó Soto.

Luego que las autoridades y cuerpo docente del emblemático establecimiento expresaran su descontento por el tema, el presidente del centro de alumnos, Roberto Zambrano, explicó como forma de disculpas que lamentan la pérdida del bono para los profesores, pero que no dejarán de realizar actos para llamar la atención de las autoridades. 

"Nosotros lamentamos el hecho que hoy en día el sistema trate de atrincherar a nuestros docentes y funcionarios, lamentamos que sean bonificaciones dentro de su labor, pero ellos también entienden que en un sistema en el cual transmiten una competitividad y avala una brecha social y económica. Esto fue un llamado de atención a las autoridades (…) Aquí nosotros no somos los que tenemos que dejar de hacer nuestros tipos de movilizaciones, sino es la política gubernamental y estatal que tiene que decir clara y fuerte”, clarificó Zambrano. 

Otro de los flancos que se abrió fue con la administración de Educación de la Municipalidad de Santiago, organismo que se hace cargo como sostenedor de los establecimientos educacionales de la comuna, ya que son ellos quiénes son los responsables. 

El rector Soto al ser preguntado sobre los pasos a seguir, explicó que esperan que desde el Ministerio de Educación se revisen las pruebas para llegar a una nueva conclusión, situación que fue apoyada por el director de Educación de la Municipalidad de Santiago, Alfredo Alarcón, quién agregó que apelarán. 

"Como sostenedor nosotros esperando mayor detalle de parte del Ministerio para empezar como corresponde a las apelaciones, no hay una fecha perentoria por lo tanto esperamos entre hoy día y mañana tener la claridad en un 100% de lo ocurrido para tomar las acciones inmediatas y como Municipio tomar cartas en el asunto", afirmó.

Por el anuncio de apelación, el Jefe de la División de Educación General del Mineduc, Juan Eduardo García-Huidobro, aclaró que si bien se puede apelar, ve difícil que se haya producido un error.

“Aquí no hay un juicio personal de nadie diciendo yo juzgo que el Nacional está peor o mejor, sino que hay un conjunto de antecedentes, donde algunos tienen más porcentaje como el Simce que es el resultado de una prueba objetiva y lo otro es una ficha que el propio Instituto Nacional llena, entonces aquí la apelación consiste en pedir que se revisen esos antecedentes”

Además sobre el posible boicot que se conoció de parte de los estudiantes, no se habrían contabilizados las pruebas Simce marcadas o dejadas en blanco. 

“Siempre podría existir la posibilidad de que un grupo de estudiantes se puso de acuerdo en contestar mal y eso es imposible de detectar, cuando hay otro tipo de boicot que consiste en rayar las pruebas o entregarlas en blanco el Simce las elimina, por lo tanto tampoco existe esa posibilidad”, sintetizó García-Huidobro. 

De parte de los profesores, quienes se ven directamente afectados por la pérdida del bono que equivale a $4.800 por alumno por cerca de cuatro mil estudiantes, llegando a una merma cercana a los $20 millones, la profesora Odette Morales, quien es la presidenta del Consejo Gremial del Instituto Nacional, declaró que si bien no están molestos, esperan que si no se puede revertir la situación, se retome los buenos resultados anteriores. 

“Esto que pasó es porque son idealistas y piensan que se van a solucionar todos los problemas, pero no miden a veces las consecuencias, no es una mala intención del alumnado, ellos están peleando por cosas que todos sabemos que es verdad. Los profesores no estamos molestos, sólo queremos retomar lo que tenemos”, expresó la profesores Odette Morales.