El agente de Chile ante La Haya, José Miguel Insulza, criticó la actuación del Servicio Electoral en la fallida inscripción de la Nueva Mayoría en las primarias legales que definirían sus candidatos para las elecciones municipales de este año. 

"Es una lástima, no me refiero al procedimiento ni al problema, me refiero al clima: preferiría un clima en que esas cosas haya buena voluntad para resolverlo y no un clima en que prácticamente no se puede resolver nada", dijo Insulza. 

Recordó que "tenían que firmar 14 personas, llegaron 13. Eso se puede resolver con buen criterio, no me parece que haya sido una cosa tan dramática como para lo que ha pasado". 

"Por lo menos se podrían haber recibido de manera provisoria, pero no recibir los documentos es un tema... A lo mejor estamos tan estrictos en este país que ya no hay disposición a resolver los asuntos", agregó. 

"Este tipo de rigideces no enriquecen necesariamente la democracia, no la fortalecen necesariamente. Es cierto que es bueno atenerse a las normas, a los reglamentos, pero en este caso el problema no me pareció tan grave como para no poder resolverlo", añadió. 

Insulza recordó que en 2001 se negoció una ley express para solucionar la fallida inscripción de la DC. Aunque descartó una salida de este tipo para el actual impasse, dijo que esa época las cosas "se resolvían rápido, se resolvían bien". 

"Con la contribución de partidos de gobierno y de oposición eso se resolvió en pocos días, y claro, alguien habrá dicho que era un arreglo, pero al país no le pareció malo en absoluto", indicó al respecto. 

"Hoy día lo único que voy a decir es que las cosas han cambiado de tal manera, que incluso los protagonistas de esos incidentes hoy día les parece malo", concluyó. 

PUB/SVM