Durante la noche del domingo, el agente chileno ante la Corte de La Haya, José Miguel Insulza, viajó a París para reunirse con el equipo jurídico internacional que prepara la contramemoria por la demanda marítima interpuesta por Bolivia ante ese tribunal internacional. 

El ex titular de la OEA estará al mando por dos días de los trabajos de preparación del informe que se presentará a la CIJ, y que rebate los argumentos altiplánicos sobre el litigio en cuestión. Cabe recordar que la fecha límite para presentarlo es el próximo 25 de julio. 

Desde la Cancillería informaron que la reunión de París "es un paso importante en la configuración del documento que Chile presentará ante la Corte, ya que es uno de los momentos en que el equipo a cargo de Insulza, interactúa de manera directa en intensas jornadas de intercambio de criterios sobre el derecho internacional". 

Junto a Insulza viajaron a la capital francesa Alberto van Klaveren, de la directora de Fronteras y Límites, Ximena Fuentes, los abogados chilenos expertos Mariana Durney, Andrés Jana, Hernán Salinas, Luis Winter y Claudio Troncoso. 

Ellos se unirán en París a los coagentes María Teresa Infante y Claudio Grossman. 

PUB/NL