Una crítica hizo el intendente metropolitano, Claudio Orrego, a las personas que “parrillaron” durante la goleada de Chile a México en la Copa América Centenario, ya que los índices de contaminación subieron considerablemente entre las 22:00 horas de anoche y las 03:00 horas de este domingo. 

“La información es pública y notoria. Tenemos a partir de las 10 de la noche del día de ayer, y especialmente desde la una de la madrugada hasta tres de la madrugada, cuatro estaciones de monitoreo que entraron en emergencia”, precisó Orrego. 

Y agregó enfático: “Ante esto quiero decir lo siguiente, nosotros decretamos preemergencia para el día de hoy. Usted comprenderá que entre las 10 y las tres de la mañana no hay fuentes fijas, no hay fuentes móviles, lo que hay son hogares. Es decir, algo pasó entre las 10 de la noche de ayer y las tres de la mañana del día de hoy que hace que hoy día tengamos una pésima calidad del aire, que yo he podido comprobar sobrevolando Santiago”. 

Teniendo en cuenta eso, la autoridad metropolitana le hizo un llamado a la ciudadanía: “Primero, a la solidaridad, la corresponsabilidad y el control social. El no cumplir con las normas de una preemergencia lo que hace es empeorar la calidad del aire para los más vulnerables de Santiago, que son los niños, las mujeres embarazadas y los adultos mayores, especialmente de las comunas más pobres.”. 

"Así que este no es un problema de buena o mala onda. Este es un problema de cumplir con la normativa que tenemos, y entender que mis acciones afectan a los demás. Todos somos responsables de la calidad del aire en Santiago, y hoy día si es pésima, es porque muchos no contribuimos anoche a que esto fuera así”, señaló.

Recordó también que en Santiago está prohibido el uso de la leña en el invierno, “y en día de preemergencia está prohibido el uso de cualquier calefactor (…) Anoche el olor a humo que teníamos, de verdad, da vergüenza, porque quiere decir que hay gente que no le importa que el aire sea malo para otros”. 

PUB/VJ