Un total de $ 3.500 millones quiere destinar a la adquisición de vehículos blindados para el Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros, el intendente de la Región de La Araucanía, Andrés Jouannet. 

La idea de la autoridad es comprar 79 móviles que llegarían para reforzar el trabajo policial en la llamada "zona roja" del conflicto mapuche, en la Provincia de Malleco. 

Esos vehículos se sumarían a las cinco máquinas que llegaron con gran pompa en noviembre de 2015 a la región por orden del ministro del Interior de la época, Jorge Burgos, para operar en los focos de violencia y ataques incendiarios de la “zona roja”. 

Al respecto, el dirigente mapuche y consejero regional Hilario Huirilef dijo que la asignación de esos recursos con tal propósito sería "un despropósito", y pidió formalmente que ese dinero sea destinado a entregar agua potable a sectores rurales y a mejorar los sistemas de riego en los campos. 

De la misma manera, el consejero regional (core) de La Araucanía Julio Suazo precisó que "hay otras necesidades mucho más claras que vehículos que se utilizarán tarde, mal y nunca". 

PUB/SQM