Durante este miércoles el intendente metropolitano, Claudio Orrego, se reunió con representantes de los conductores del Transantiago a días del Superclásico del fútbol chileno que se jugará este domingo, jornada donde también se llamó a paralizar el tránsito de buses a raíz de los hechos de violencia de los que son víctimas.

En conversación con los medios, la autoridad indicó que "creemos que no se justifica una movilización que prive del transporte a todo Santiago por unos pocos delincuentes. En ese sentido, Carabineros ha presentado un plan preventivo con un gran despliegue de motoristas, un sistema de monitoreo".

Además, el intendente Orrego aseguró que a las medidas ya expuestas "tenemos que agregar una propuesta inédita e innovadora de la Cruz Roja, donde se ha hablado de la opción de acompañar a los choferes".

"Una fiesta deportiva no puede ser empañada por hechos de violencia. Quiero reiterar el llamado a los conductores para deponer el llamado del domingo (...) Entendemos que hay un reclamo de fondo", indicó.

Por último, el personero expresó que "no tenemos la capacidad de poner un carabinero en cada bus. Ahora, como no podemos tener carabineros dentro de los buses, me parece que es una innovación (tener a la Cruz Roja). Esta puede ser una solución adicional".

Desde el gremio previamente se indicó que unos 6 mil trabajadores del Transantiago paralizarían debido al partido entre Universidad de Chile y Colo Colo, el que se realizará en el Estadio Nacional al mediodía del domingo.

PUB/VJ