El intendente (s) de la región Metropolitana David Morales, arremetió en contra de Aguas Andinas por la rotura en la matriz de agua potable que inundó un sector de Providencia y del Metro, generando un caos víal en Santiago que ha afectado a millones de personas. 

Morales aseguró que las responsabilidades del hecho "se van a perseguir posteriormente, pero ya sabemos que el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), Superintendencia de Servicios Sanitarios y Metro van a ejercer acciones legales en representación del Gobierno de Chile".

A su vez, el intendente (s) llamó a la empresa a reforzar los turnos y ha no escatimar en recursos, afirmando que "este es un problema que han ocasionado ellos y que tienen que resolver ellos". 

A partir de las 20 horas se reunirá un Comité de Emergencia para evaluar la situación del transporte en la capital, analizando el escenario para este viernes, sin embargo, Morales fue claro en persistir que el funcionamiento del metro aún está condicionado, dado que no se ha podido retirar la totalidad del agua desde las vías. 

"Todas las medidas que se tengan que tomar para aminorar las dificultades que tienen las personas, se van a tomar. La única duda que tenemos es si vamos a alcanzar a reponer el servicio del metro en su totalidad en la Línea 1", indicó.

Actualmente, se disponen una serie de medidas con el objetivos de ayudar en el traslado de las personas hacia sus hogares. Desde el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones se comunicó que circularán cincuenta buses en el eje Alameda y Providencia , entre Los Héroes y Tobalaba. Además, de priorizar el transporte público en estas calles, desviándose a los vehículos particulares por Diagonal Paraguay y Manuel Montt.

PUB/SVM