El caso de Rafael Garay sigue revelando nuevos detalles sobre el paradero del economista, su historia personal, negocios, entre otros. Su búsqueda internacional fue impulsada por una denuncia de supuesta desgracia interpuesta por su familia, y quien hasta ayer era su representante legal, el abogado Ángel Valencia.

La Interpol declaró que aún no existe una orden de captura internacional para Garay, ya que su búsqueda no está referida a casos de estafas u otros de los supuestos que han ido apareciendo en las últimas horas, sino que es sólo por presunta desgracia.

Alerta amarilla

El suprefecto y jefe de la Interpol, Ricardo Quiroz declaró ayer jueves que desde dicha institución han "solicitado a todos los países miembros tomar conocimiento del caso a través  de una notificación amarilla, que precisamente es la herramienta que se utiliza  para la localización de personas perdidas".

Según publica el portal de la Policía de Investigaciones (PDI), "las notificaciones internacionales sirven para alertar a los organismos encargados de la aplicación de la ley sobre distintos asuntos, forman parte de un amplio repertorio de medios de investigación que Interpol ha creado para ayudar a la comunidad policial internacional en la resolución de casos", detallando que la alerta amarilla "se utiliza para localizar a personas desaparecidas, especialmente menores,o para descubrir la identidad de personas que son incapaces de identificarsea sí mismas".

Principalmente, Interpol ayuda a la policía de los países miembros a comunicarse entre sí información policial esencial utilizando el sistema de Interpol de notificaciones internacionales. Una vez que la solicitud de publicación de una notificación es recibida, la Secretaría General prepara las notificaciones en los cuatro idiomas oficiales de la Organización (árabe, español, francés e inglés).