La Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad Oriente inició una investigación contra el ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, por presuntos delitos de fraude al fisco, enriquecimiento ilícito y negociación incompatible, hechos que habría llevado a cabo mientras realizada funciones. 

La investigación a cargo del fiscal José Antonio Villalobos se originó en la denuncia presentada el pasado 17 de febrero por el concejal de la comuna, Jaime Castillo Soto, en conjunto con el ex concejal Pedro Vergara Loyola. 

La denuncia informa que en el mandato de Sabat, la licitación de la basura fue entregada a la empresa KDM Demarco, la cual tiene de subgerente al hermano del ex edil, Claudio Sabat Pietracaprina. Esto podría ser catalogado como delito, luego de que la adjudicación de la propuesta pública se llevó a cabo sin ser aprobada por el Concejo Municipal.

El informe detalla que la licitación fue adjudicada además por un costo más alto al que se venía cancelando por el servicio en los años anteriores. 

“El municipio pasó de pagar 98 millones de pesos a 167 millones de pesos por la recolección de basura; y de 50 millones de pesos a 91 millones de pesos por el barrido de calles”, cifra que se cerró en mil 320 millones de pesos anuales, durante seis años”, dice la denuncia. 

PUB/NL