La Fiscalía ordenó a la PDI investigar las circunstancias en que una recién nacida sufrió lesiones corporales por las que debió recibir atención en el Hospital de Coqiumbo, cuyo personal médico denunció el hecho luego de no creer la versión entregada por sus padres cuando la trasladaron hasta ese recinto asistencial.

De acuerdo a la información entregada por personal médico, la lactante de dos meses de edad ingresó con lesiones en su mano y antebrazo izquierdo, las que su madre atribuyó a un accidente doméstico.

Tras la denuncia realizada por personal del Hospital San Pablo de Coquimbo, la PDI inició tendientes a establecer la veracidad de la versión de la madre de recién nacida y a otros integrantes del núcleo familiar.

Aún cuando no existen antecedentes respecto de agresiones previas, el Tribunal de la Familia de Coquimbo, ordenó que mientras dure la indagatoria, la lactante permanecerá bajo el cuidado de su abuela paterna.

PUB/CM