Bajo el contexto de la Ley Antiterrorista se investigará el caso de un bus del Transantiago que terminó completamente quemado, luego que un grupo de desconocidos pusiera de un artefacto explosivo en la máquina del recorrido 210. 

La idea del Gobierno es perseguir esta acción judicial bajo el prisma antiterrorista, con el objetivo de facilitar el proceso de investigación y conseguir penas más duras en contra de quienes resulten responsables. 

Cabe señalar que el conducto de la máquina de la empresa Subus señaló que los pasajeros le avisaron sobre la instalación de un artefacto explosivo en una de las puertas, que tras explotar habría provocado el incendio que terminó con la máquina totalmente quemada. 

Esta es la cuarta vez en que el Ejecutivo invoca esa ley durante lo que va del 2016. 

PUB/JLM