El caso del joven iquiqueño que debió recibir asistencia urgente de Bomberos tras llegar al Hospital Regional -producto de las lesiones que le provocó masturbarse con una tuerca-, suma nuevos antecedentes.

De acuerdo a lo consignado por Soy Chile el sujeto, cuya identidad no ha sido revelada, reconoció que consumió drogas y alcohol antes de realizar el extremo juego sexual, por lo cual no recuerda lo sucedido posteriormente.

En primera instancia el joven, de 30 años, arribó hasta el Sapu Pedro Pulgar, ubicado en Alto Hospicio, donde fue atendido en primera instancia, aunque la gravedad de sus heridas derivó en su traslado.

Ya en el Hospital Regional se diagnosticó el estado de su área genital, y tras varios intentos de retirar la pieza metálica, finalmente se debió llamar a Bomberos para realizar el procedimiento.

"Cuando hicimos ingreso al pabellón, la persona se encontraba con anestesia general. Al analizar la situación utilizamos una herramienta que se llama ‘cortapedales’, pero como no se logró el objetivo tuvimos que acudir a un esmeril angular de 4.5 pulgadas", señaló en ese momento el capitán de la compañía de Bomberos Victoria n°11, Harris Escobar Pérez.

PUB/VJ