La presidenta del Partido Socialista, la senadora Isabel Allende, se lamentó por llegar tarde para inscribir a la Nueva Mayoría en el proceso de primarias de cara a las elecciones municipales de octubre próximo y asumió su responsabilidad del error.

“No podemos hacer primarias legales, me duele mucho, pero tengo que asumir la responsabilidad de que algo que todos en un momento compartimos y creemos que era así, decidieron los presidentes venir, y yo reconozco que jamás me hubiera imaginado de que no era posible y que esa información estaba equivocada”, señaló Allende, según consignó radio Cooperativa.

La parlamentaria ingresó a la sede del Servicio Electoral alrededor de las 00:10 horas de esta jornada, fuera de plazo de acuerdo a lo informado oficialmente en la Ley.

“Desgraciadamente, por una información que fue equivocada, llegué unos minutos más tarde y eso ha significado que no pudimos inscribir, como pensábamos, el pacto para las primarias legales”, sostuvo Allende.

Luego del acto fallido, los dirigentes oficialistas, presidentes y secretarios generales de los partidos que integran la coalición, analizaron la opción de efectuar el próximo 19 de junio primarias "convencionales", o sea, sin presupuesto fiscal, organizadas y financiadas por ellos, pero no hubo una versión oficial al respecto.

Por su parte, los senadores del PPD, Ricardo Lagos Weber y Jaime Quintana, tildaron de "bochornoso" el error y que “no estuvieron a la altura”.

"El hecho es que no van a haber primarias legales de la Nueva Mayoría y lo encuentro bochornoso. Se pueden hacer primarias convencionales, pero eso va a requerir mucho esfuerzo, mucha voluntad", afirmó Lagos.

"Si no fuimos capaces de llegar a la hora a inscribir las candidaturas, porque parece que no habían acuerdos, figúrese el esfuerzo que habrá que hacer para las primarias convencionales", agregó.

En tanto, el presidente del PPD, Jaime Quintana, definió la no inscripción de candidaturas por parte de la Nueva Mayoría como “un bochorno democrático, no estuvimos a la altura”.

“Fuimos prolongando esto más de lo normal, eran más de las 10 de la noche cuando salimos del Congreso con los papeles firmados con toda la documentación, no hablamos de incumplimiento de requisitos”, señaló el senador a T13 Radio.

En este sentido, enfatizó que la senadora Allende llegó unos minutos tarde y que “estaba el acuerdo político. No quiero situar toda la responsabilidad en ella, porque era la información con la que contaba, había una rigidez legal, es probable que la información al interior del Servel no haya sido clara”.

“Para no fallarle a los chilenos, a los candidatos que se esforzaron, queremos llevar adelante estas primarias convencionales. Sin embargo tiene la dificultad de que las candidaturas no pueden incurrir en gastos electorales, haciéndose difícil la campaña”, puntualizó Quintana.

PUB/CM