Durante esta tarde, y por medio de una declaración pública, la precandidata y presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, desistió de su candidatura por el sillón presidencial, señalando que luego de una profunda "reflexión" no persistirá con la "disposición".

De esta forma, la timonel del PS agregó que la decisión no está "asociada a la adhesión a candidatura alguna" en específica, a la vez que remarcó que su rol será "garantizar la unidad del Partido Socialista".

"Seguiré en mis tareas de Presidenta del Partido Socialista, una de las cuales es generar un mecanismo democrático para definir nuestra candidatura para los próximos comicios", dijo Allende para definir su decisión.

La senadora se dio el tiempo de agradecer el "apoyo" de todos los "chilenos y chilenas durante estos últimos meses a lo largo del país", además de agregar que guarda "profundo reconocimiento por ello".

Por otro lado, el ex ministro socialista y ex secretario general de la Organización de Estados Americano, José Miguel Insulza respaldó positivamente la baja de Allende, valorando el "compromiso con la unidad y la democracia partidaria", a la vez que descartó vía twitter la baja de su eventual carrera presidencial.

Carrera presidencial

La decisión de la mandamás del Partido Socialista se dió un día después de conocidos los resultados de la Encuesta Cer-Mori, la cual posicionaba a Guiller, Lagos y Piñera como los principales contrincantes para disputar La Moneda.

Según los rusultados entregados, el ex Presidente Sebastián Piñera sería uno de los mejores perfilados para lograr la presidencia, aunque de pasar a segunda vuelta se impondría Alejandro Guiller con un 28% de los votos, apenas lejos del 26% que obtendría Piñera.

En otra órbita de la encuesta se encuentras el ex Presidente Ricardo Lagos, quien se acerca a Piñera con una diferencia de cinco puntos porcentuales. 

Por otro lado salió José Miguel Insulza 


PUB/IS