Con el inicio del año académico y las largas horas de estudios, alumnos de la educación superior buscan mantenerse despiertos con fármacos dirigidos a estimular el sistema nervioso central, es por esto, que el Instituto de Salud Pública (ISP) advirtió sobre el mal uso de medicamentos elaborados en base a Metilfenidato y Modafilino.

Entre las marcas más reconocidas está el Ritalin, Rubifen, Mentix, Alertex, entre otros, y el problema se genera cuando las personas abusan y utilizan dichos fármacos sin la supervisión de un profesional de la salud, estando expuestos a serios problemas adversos.

De igual forma, en una evaluación exhaustiva a los dos fármacos como potenciadores cognitivos, se demostró que las expectativas respecto a la efectividad de estos fármacos superan a sus efectos reales.

Para Metilfenidato se encontró una mejora de la memoria, pero no hay evidencia consistente para otros efectos, y para Modafilino se encontró que produce mejoría de la atención en personas que duermen bien.

Sin embargo, dosis repetidas de Modafilino fueron incapaces de evitar el deterioro de la función cognitiva durante un largo periodo de privación de sueño.

Por otro lado, la sobredosis con Metilfenidato tiene síntomas similares a una intoxicación aguda por anfetamina, y genera dependencia y tolerancia, pudiendo también producir muerte súbita, síndrome neuroléptico maligno y enfermedades virales.

Desde 1995 al año 2015 se han recibido en el Centro Nacional de Farmacovigilancia 54 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas a este fármaco. En febrero de 2014, el ISP emitió una nota informativa alertando sobre un nuevo riesgo detectado con el uso de Metilfenidato, relacionado con el riesgo de erecciones de larga duración en pacientes pediátricos de sexo masculino.

Estas erecciones dolorosas y de larga duración son conocidas como priapismo, las cuales en caso de durar más de 4 horas, hacen necesario buscar atención médica inmediata ya que algunos de los casos pueden ser de naturaleza grave, requiriendo cirugía.

Algunas otras reacciones adversas que se han reportado son: paro cardiaco, hipertensión, vasculitis cerebral, infarto al miocardio y taquicardia. A nivel dermatológico se ha observado alopecia, eritrodermia, excoración de la piel y erupciones cutáneas. Además, obstrucción gastrointestinal, pérdida de apetito, vómitos y náuseas. Entre los síntomas psiquiátricos se describe euforia, delirium, confusión, psicosis tóxica y alucinaciones.

Actualmente en Chile existen 30 registros sanitarios vigentes para el fármaco Metilfenidato entre los que se encuentran las siguientes denominaciones comerciales: Ritalin, Rubifen, Concerta, Nebapul, Aradix, Ritrocel, Elem, Metras, todos vendidos bajo receta cheque.

Por su parte, el Modafinilo, es un neuroestimulante regulador de la vigilia, aprobado en Chile para pacientes con excesiva somnolencia diurna (asociada con narcolepsia) para mejorar su estado de alerta.

Desde 1995 a la fecha se han recibido en el Centro Nacional de Farmacovigilancia 7 notificaciones de sospechas de reacciones adversas dermatológicas asociadas a Modafinilo; dos de ellas graves: Síndrome de Stevens Johnson con resultado de muerte y Necrólisis Epidérmica tóxica.

Algunas otras reacciones adversas que se han reportado son: cataplexia, vértigo, dolor de cabeza e insomnio, y, a nivel dermatológico, se ha observado erupciones cutáneas y reacciones graves de hipersensibilidad.

Asimismo, existe una relación entre Modafilino y reacciones adversas psiquiátricas como pensamientos suicidas, depresión o episodios psicóticos, y cardiovasculares como hipertensión y arritmias.

Actualmente en Chile existen 20 registros sanitarios vigentes para el fármaco Modafilino entre los que se encuentran los nombres comercailes: Mentix, Naxelan, Alertex, Zalux, Vigimax, Modalert, Resotyl, todos vendidos bajo receta cheque.

PUB/CM