El Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) confirmó la falsedad de varios medicamentos para adelgazar que están siendo distribuidos y comercializados en el país, y puso en alerta a la comunidad respecto de su adquisición y consumo.

La información fue dada a conocer por el organismo sanitario, luego de los análisis que se realizaron a un arsenal de medicinas que fueron incautadas recientemente por la policía en la comuna de El Bosque, en la zona sur de la Región Metropolitana.

Se trata de medicamentos comúnmente utilizados para bajar de peso por su efecto inhibidor de apetito y que podrían estar siendo comercializados por internet, ferias libres o gimnasios, “por lo que se hace un llamado a la comunidad a verificar la autenticidad de sus medicamentos”, advirtió el ISP mediante un comunicado oficial.

Desde el organismo se explicó que luego del análisis de las unidades incautadas, se pudo comprobar que correspondían a productos falsificados y no a las “legítimamente fabricadas y liberadas para distribución por parte de los Laboratorios Recalcine, Andrómaco y Laboratorio Chile”.

Se trata de los medicamentos "Elevenir Fentermina”, del laboratorio Recalcine; “Sentis Fentermina clorhidrato”, del Laboratorio Chile; y “Mesura de 15 mg Sibutramina”, del Laboratorio Andrómaco, cuya fabricación, importación, tenencia, transferencia, uso y distribución quedó prohibida por el ISP en todo el territorio nacional.

La alerta surge ante la posibilidad de que los productos adulterados podrían “contener otras sustancias potencialmente peligrosas para la salud, existiendo un grave riesgo sanitario en su uso”.

“En el proceso de verificación de autenticidad se puedo constatar que los productos presentan diferencias en cuanto al tipo de comprimido (color y forma) y litografía del aluminio (textos, color de la tinta) o tipo de blíster”, detalló el organismo sanitario.

PUB/CM