Con la llegada de la primavera comienzan las tan molestas alergias con una serie de manifestaciones como, asma, rinitis, conjuntivitis, dermatitis, urticaria, entre otras. Una forma de combatir esta reacción es con la ingesta de fármacos antialérgicos, los cuales, aun cuando alivian el malestar, pueden causar reacciones adversas, principalmente a nivel neurológico, dermatológico y/o gastrointestinal.

Por lo mismo, el director del ISP, Alex Figueroa realizó un especial llamado a “que los profesionales de salud que recetan estos fármacos deben advertir al paciente que no conduzca, ni maneje maquinaria peligrosa, mientras esté en tratamiento con este tipo de medicamentos".

"La administración de otros depresores del sistema nervioso central mezclado con alcohol, barbitúricos, hipnóticos o ansiolíticos, pueden potenciar los efectos sedantes de los antihistamínicos”, señaló la autoridad.

Entre los fármacos más consumidos para aliviar los síntomas de las alergias encontramos los broncodilatadores y los antihistamínicos H1. En Chilelos medicamentos más vendidos durante el 2015 para tratar la alergia  fueron la Clorfenamina, Loratadina, Desloratadina, Levocetirizina, Hidroxicina, Cetirizina y Fexofenadina.

Dichos medicamentos son utilizados en general para el tratamiento sintomático de la alergia, pero no consiguen curar la enfermedad, por lo que no es aconsejable tomarlos de forma preventiva.

Según el ISP, durante los años 2014 y 2015, en el Centro Nacional de Farmacovigilancia se recibieron 29 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas a antialérgicos, las cuales involucraron a pacientes entre 3 meses y 90 años de edad, siendo los más afectados, en su mayoría mujeres (55%).

Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas por el uso de antialérgicos son: erupción cutánea, somnolencia y sequedad de boca, las que han sido asociadas principalmente  a clorfenamina y loratadina.

Niveles de polen

De acuerdo con el sitio polenes.cl realizada con la certificación de la Sociedad Chilena de Alergia e Inmunología, los niveles aún se mantienen moderados, con peak de registros altos.

Los niveles se miden según los granos de polen por metro cúbico de aire y para considerar el nivel alto debe superar los 70 granos por m3.

Los principales polenes detectados durante la semana en mayor concentración fueron los de Plátano Oriental que llegaron en promedio a 67 g/m3

PUB/NL